Menosprecio a los ciudadanos

La Resaca 2.0

Normando Medina Castro

México ha cambiado, sus políticos no; o eso parece a partir de las estrategias de campaña que menosprecian la capacidad crítica y de participación de la ciudadanía que se manifiesta en la actualidad de manera rápida, clara y de distintas maneras. Aún con la fortaleza del poder y el dinero, el viejo régimen ha perdido su eficacia de manipulación. Ni la maquinaria de comunicación tradicional con los divulgadores de “las bondades” del sistema político neoliberal empobrecedor de las mayorías y depredador de los recursos nacionales, ni las fake news, ni los bots y trolls han tenido los resultados que esperaban, sino más bien, todo lo contrario.

Un sondeo entre mil 500 universitarios, presuntamente realizado en 15 de las instituciones públicas y privadas más importantes del país, publicado en un medio de circulación nacional que da un apoyo mayoritario de ese sector de jóvenes al candidato del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, provocó una airada y rápida respuesta totalmente contraria de decenas de miles de estudiantes de carne y hueso que se convirtió en trending topic en redes sociales, sobre todo en twiter, lo cual obligó al equipo técnico al que se le adjudicó el sondeo a reconocer que la información no era consistente.

Ahora es más difícil para los candidatos a la presidencia de la República obtener posicionamientos sólidos que los conduzcan a la victoria basados en falsedades y mentiras, en descalificaciones sin propuestas de una verdadera transformación del país.

La campaña del abanderado de la alianza Juntos Por México, José Antonio Meade Kuribreña, basada en el miedo es contraproducente, tétricamente ridícula y sólo exhibe al Partido Revolucionario Institucional (PRI) y sus aliados del Verde Ecologista de México (PVEM) y del raquítico –después de la salida de la sempiterna Elba Esther Gordillo y sus operadores– Partido Nueva Alianza (Panal).

Ahora sale el multimillonario Carlos Slim Helú a defender en su actual ubicación el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, obra emblemática del gobierno Priísta del Presidente Enrique Peña Nieto. Carlos Slim, el gran gurú de los ricos, el gran beneficiario de la privatización de Teléfonos de México (Telmex) que le fue vendida a precio de remate por su amigo Carlos Salinas de Gortari para que amasara una fortuna que lo ubica entre los hombres con más dinero en el mundo. Carlos Slim Helú, con altos intereses monetarios en el nuevo aeropuerto del ex lago de Texcoco, cuyo diseño estuvo a cargo de su yerno Fernando Romero y el británico Norman Foster. El magnate es quien ahora da la cara por el viejo régimen que lo enriqueció desmesuradamente. Él y sus aliados no se han dado cuenta que algo ha cambiado y que sus miedos no son los mismos que los de la inmensa mayoría de los Méxicanos.

Los candidatos a senadores por Quintana Roo de las tres alianzas iniciaron sus campañas con una carga extra, alguna más pesada que las otras. Los candidatos de la alianza Juntos por México, formada por el Panal, Susana Hurtado y Raymundo King, primera y segunda fórmula respectivamente, cargan la pesada losa del hartazgo ciudadano hacia todo lo que huela a Priísmo. Aunado a eso las estructuras siempre han funcionado con la línea del gobernador en turno y con el aceite del dinero que aportaba. La elección de este año la enfrentan con un gobernador quintanarroense emanado del PAN-PRD. Por si no fuera suficiente, el PRI no tiene un líder real en el Estado y camina entre el sobresalto y el estupor. Susana Hurtado fue diputada federal por ser suplente de Roberto Borge en se cargo y cuando el hoy preso ex mandatario asumió la candidatura a la gubernatura. Raymundo King siempre ha estado bajo el cobijo de los ex gobernadores Roberto Borge y Félix González.

Los candidatos al senado de la alianza Por México al Frente formada por el PAN-PRD-MC, Mayuli Martínez y Julián Ricalde a pesar que el gobierno estatal lo tienen sus partidos, PAN y PRD respectivamente, aún no entusiasman con sus campañas. La diputada local Panista con licencia, Mayuli Martínez fue exhibida por un grupo de sus activistas que la acusaron de no pagarles lo convenido; es poco conocida, prácticamente sin carrera política y su paso por la legislatura local ha sido gris. Julián Ricalde tiene larga trayectoria en el PRD y era secretario de desarrollo social del gobierno actual sin nada que destacar. Ha sido protagonista de varios escándalos entre los que sobresalen usar un reloj espía, un video donde aparece una entrega de fajos de billetes en su época de alcalde de Benito Juárez y cuando intercambió golpes con el ex gobernador Félix González durante la pasada celebración del aniversario de Quintana Roo como Estado, hecho que Ricalde Magaña presumió en redes sociales. Ahora se ha convertido en defensor de la candidatura perredista del ex priísta Chanito Toledo a la presidencia municipal de Benito Juárez.

La alianza Juntos Haremos Historia formada por Morena-PT-PES tiene como candidatos al senado a Maribel Villegas y José Luis Pech, primera y segunda fórmula respectivamente. El pasado de Maribel Villegas se ha convertido en su peor lastre ya que la muestran sin ningún compromiso social y carente de ideología. Es rechazada por una gran cantidad de fundadores y militantes de Morena, no sólo por su chapulineo de un partido a otro, lo mismo en el PRI que en el PRD y el PAN, sino también por sus ambiciones desmedidas de control del partido que ahora le da cobijo. Suma a su suerte haber salido premiada además en la tómbola Morenista con la candidatura plurinominal. Suerte te dé Dios. Su compañero de fórmula, José Luis Pech Várguez, tiene una larga trayectoria en el servicio público dentro de gobiernos del PRI, que eran los únicos hasta el triunfo de Carlos Joaquín bajo las siglas del PAN-PRD. Su perfil es de académico. Era el dirigente de Morena en el Estado y fue su candidato a gobernador en la pasada elección. Sus principales obstáculos con los inconformes “puristas” de Morena que lo culpan de la entrada de candidatos de origen Priísta, lo cual es facultad de su comité nacional. A eso hay que sumarle el activismo anti Morena de los dirigentes aliados del PT, Hernán Villatoro y del PES, Greg Sánchez, preocupados únicamente por llevar agua a su molino. En fin, son cosas que pasan en nuestro país y en nuestro caribeño estado.

Fuente: www.lajornadamaya.mx

A %d blogueros les gusta esto: