El piso disparejo

El piso disparejo

Normando Medina Castro

Sabado 14 de abril, 2018

La suerte ha sido echada, con el fallo del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación que permitirá que Jaime Rodríguez El Bronco contienda por la Presidencia de la República como candidato independiente, a pesar de la gran cantidad de irregularidades que le detectó el Instituto Nacional Electoral (INE) en las firmas de apoyo que presentó y en el financiamiento para obtenerlas. Las cartas ya están sobre la mesa.

Como bien señala el columnista de La Jornada, Julio Hernández “Astillero”, a pesar de que el ex gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez El Bronco, hizo trampa, su nombre aparecerá en la boleta electoral por el fallo del TEPJF que argumentó fallas en el proceso del INE. El periodista deja claro en su página web https/julioastillero.com que con ese hecho comienza el fraude electoral y se busca que El Bronco frene el avance, en el norte del país, del candidato de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador.

En octubre del año pasado, con 48 aspirantes, inició la carrera por obtener candidatura independiente a la Presidencia de México. Poco a poco fueron quedando en el camino debido a la gran cantidad de obstáculos y a la gran cantidad de recursos necesarios para salvarlos. Al final sólo cuatro persistieron en la lucha por recabar las 866 mil firmas de apoyo, distribuidas en 17 estados, requeridas por el INE. La aspirante indígena Mary Chuy no alcanzó las cifras. Tres aspirantes entregaron al INE los requerimientos para la revisión de la autoridad electoral. El INE tras la revisión dejó fuera a Armando Ríos Piter y a Jaime Rodríguez Calderón El Bronco señalándalos de haber entregado miles de firmas falsas. Sólo dejaron como candidata independiente a Margarita Zavala de Calderón, en medio de protestas debido a que también le habían detectado firmas falsas. El Bronco interpuso un recurso legal ante el TEPJF y lo demás, es lo de menos.

Parece necesario revisar la Reforma Electoral de 2014 que incluyó las candidaturas independientes ya que definitivamente “el piso no es parejo” si consideramos la enorme cantidad de recursos que se requieren. De los cuatro aspirantes que siguieron hasta el final, Marichuy contó con 177 mil pesos donados por escritores e intelectuales. Armando Ríos Piter declaró que obtuvo donativos por 4.2 millones de pesos. Margarita Zavala informó al INE que contó con 2.9 millones de pesos. Por su parte El Bronco dispuso de casi 18 millones de pesos de amigos, empresarios y colaboradores.

En Quintana Roo finalmente ya quedaron definidas las candidaturas en medio de acres disputas y enfrentamientos al interior de los partidos políticos y las alianzas. La contienda electoral será sumamente pareja y disputada debido a las circunstancias que la envuelven. La diputación federal del distrito 1 la disputarán con igualdad de posibilidades: Leslie Hendricks por el PRI-PVEM-Panal; Miguel Martín Azueta por el PAN-PRD-MC; y Adriana Teissier por Morena-PT-PES. Leslie Hendricks, diputada local con licencia, es hija del ex gobernador Joaquín Hendricks. Miguel Martín Azueta es ex priísta, muy cercano al actual gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín. Adriana Teissier también es ex priísta que apuesta al voto inercial por Morena y AMLO.

La lucha por el distrito federal 2 que comprende el centro-sur del estado, será igualmente pareja. La alianza priísta la abandera Cora Castilla, con larga trayectoria y experiencia, pero también con los saldos que eso implica. La alianza panista tiene como candidato a Luis Torres Llanes, ex priísta que se desempeñaba como presidente municipal de Othón P. Blanco, también con los saldos en consecuencia. La abanderada de la alianza morenista por este distrito 2 es Carmen Palma Olvera, dirigente del Barzón, poco conocida con lo que eso significa a su favor o en su contra, según quiera interpretarse.

El distrito federal 3 tiene como contendientes a la comunicadora Karla Romero por la alianza panista; Ana Patricia Peralta por la alianza priísta, poco conocida con las ventajas y desventajas que implica; y por los morenistas Mildred Avila Vera, ex priísta de reconocido liderazgo en colonias populares de Cancún y gran rentabilidad electoral.

El distrito federal 4 será escenario de una confrontación política muy interesante, de pronóstico reservado. La abanderada del PAN-PRD-MC en este distrito es Gabriela López Pallares. La alianza PRI-PVEM-PANAL tiene como candidata a Elda Candelaria Ayuso Achach, diputada local con licencia, hija de la ex presidente municipal, Magaly Achach de Ayuso. Por su parte la alianza Morena-PT-PES tiene como candidato por el mismo distrito 4 a Jesús Pool Moo, ex priísta que en su momento fue de los primeros en sumarse a la lucha de Carlos Joaquín por la gubernatura e hizo campaña hasta alcanzar el objetivo. Cabe señalar que Chucho Pool fue diputado local venciendo en contienda electoral al ex alcalde de Cancún, Greg Sánchez, quien ahora es dirigente del PES, aliado en estas elecciones de Morena y PT. Pool Moo es cuñado de Mildred Ávila Vera y ambos surgieron en la actividad política bajo la tutela de Magaly Achach de Ayuso, de quien se distanciaron hasta tomar cada quien su propio rumbo.

La batalla por las dos senadurías que se disputarán por mayoría relativa en Quintana Roo será cerrada. Por cuestiones de espacio dejamos el asunto para otra ocasión, porque en fin, son cosas que pasan en el país y en nuestro caribeño estado, en donde alguien ya soltó a sus canes.

¡Hasta la próxima!

A %d blogueros les gusta esto: