Por México al Frente, de espaldas

Por: Normando Medina


Victoria pírrica, como casi todas las que ha logrado Ricardo Anaya en su carrera política, con demasiados heridos y resentidos tendidos en el camino. Prácticamente tiene en la bolsa la candidatura a la Presidencia de la República del ex Frente Ciudadano por México, denominado y registrado oficialmente ante el Instituto Nacional Electoral (INE) como la coalición “Por México al Frente”, sin ninguna novedad. Son los mismos partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC) que en realidad nunca fueron un Frente Ciudadano, sino una coalición de partidos políticos.

En la disputa por la candidatura, primero únicamente del PAN, varios panistas connotados quedaron fuera. Buen orador, inteligente, sagaz, astuto, sin frenos éticos, según tutores y amigos que se convirtieron en sus adversarios, Ricardo Anaya manejó los tiempos políticos a su favor. Margarita Zavala, aún con la guía y asesoría de su esposo el ex presidente panista de México, Felipe Calderón Hinojosa, terminó por renunciar a su militancia blanquiazul para buscar postularse como candidata independiente. Con amargura, Calderón Hinojosa publicó en su twitter el 9 de diciembre refiriéndose a Ricardo Anaya: “Autodedazo. Lo que siempre negó. Qué vergüenza”. Por su parte, Margarita Zavala publicó en su twitter que la coalición “Por México al Frente” más bien es “de espaldas a los ciudadanos”.

A pesar de todo, en su evento, el de su anuncio oficial de ir por la candidatura de la coalición, asistieron todos los gobernadores de filiación panista, menos el de Puebla, Antonio Gali, lo cual puede ser reflejo del descontento de su mentor, Rafael Moreno Valle, quien ha dilapidado en su promoción muchos millones de pesos en busca de la misma candidatura que Ricardo Anaya, al parecer, siempre tuvo en su poder.

La polémica al interior de la coalición aún no acaba. Miguel Ángel Mancera, gobernador de la Ciudad de México, es otro herido que se suma a la larga lista, como de alguna tragedia escrita por William Shakespeare, en el haber de Ricardo Anaya Cortés con 38 años de edad. Algunos de sus correligionarios lo critican con sigilo y a hurtadillas; otros de manera abierta y sin empacho como el senador Ernesto Cordero y sus colegas también panistas del grupo denominado “Rebeldes del PAN”, Roberto Gil Zuarth y Javier Lozano, todos afines a Felipe Calderón, quienes se mantienen todavía dentro de Acción Nacional, pese a sus manifestaciones de adhesión al precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), José Antonio Meade Kuribreña. Lo anterior se equipara la reunión del tamaulipeco Francisco Cabeza de Vaca en su rancho “El Rincón”, a la que asistieron los gobernadores panistas de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis; Querétaro, Francisco Domínguez; Durango, Jaime Rosas Aispuro y de Aguascalientes, Martín Orozco. En dicha reunión Ernesto Cordero afirmó que el virtual candidato del PRI, su compadre y egresado del ITAM, igual que José Antonio Meade, “es la mejor opción para el futuro del país”. Además descalificó las encuestas que ubican a Ricardo Anaya Cortés en segundo lugar en la carrera por la Presidencia de México. Puede consultarse la nota completa en la Política On Line del 11 de diciembre.

Con tanto fuego amigo, el camino de Anaya Cortés está lleno de minas y obstáculos. Hombre del sistema, el panista Anaya fue pieza clave para las reformas constitucionales impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto, cuando presidió la Cámara de Diputados en la LXII legislatura y lideró también la bancada del PAN. Ahora el predilecto del sistema político mexicano en apariencia es el priísta Meade, pero Anaya Cortés buscará arrebatarle esa condición.

En Quintana Roo la coalición formada por el PAN, PRD y MC ya definió la distribución de las dos candidaturas al senado y las cuatro diputaciones federales. La primera fórmula del senado será para el PAN y la segunda para el PRD. Por lo que toca a las diputaciones federales: el distrito 01, sede Playa del Carmen, para el MC; distrito 02, sede Chetumal, para el PAN y los distritos 03 y 04, con sede en Cancún, para el PRD. Los nombres saldrán de los procesos internos de cada partido. Puede adelantarse que la candidatura al senado del PAN será para Mayuli Martínez Simón y la del PRD para Julián Ricalde.

El Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de Quintana Roo registró, para aspirar a convertirse en sus candidatos al senado, a José Luis Pech Várguez y Marybel Villegas Canché. En el distrito federal 01 se inscribieron los aspirantes Omar Sánchez Cutis y Germán Gallegos Cruz. En el 02, Linda Cobos y Liliana Rivera. En el 03, Gabriela Pallares, Mary Cruz y Anahí González Hernández; en el 04, el afín a Magaly Achach y al joaquinismo, Jesús Pool Moo.

Todavía no está clara la distribución de candidaturas con el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES). Eso podría dar como candidatos de esa alianza morenista a Juan Ignacio García Zalvidea por el PT y a Niurka Sáliva, esposa de Gregorio Sánchez, por el PES. Incluso podría darse el caso que en la definición de las candidaturas a las presidencias municipales, Jesús Pool Moo termine como candidato a la alcaldía de Benito Juárez de la coalición Morena, PT, PES si Mara Lezama desiste y entonces El Chacho García Zalvidea disputara por la diputación federal del distrito 04.

Germán Parra López dejó el cargo en 2005, de profesor de primaria, bajo las siglas de PRI, obtuvo la presidencia municipal de José María Morelos. Éste es un municipio con pobreza por todas partes. La prosperidad de Germán Parra trae a la memoria al personaje central de La Ley de Herodes, interpretado por Damián Alcázar. De allí no paró. Junto con los demás presidentes municipales de su tiempo formó parte de lo que llamaron conaguito para negociar posiciones con Félix González Canto, quien necesitaba legitimarse al asumir la gubernatura de Quintana Roo. Se cobijó con una de las cabezas de esa conaguito, Gabriel Mendicuti Loría, quien obtuvo la Secretaría de Desarrollo Rural e Indígena y llevó a Parra López como subsecretario, de allí siguió, incluso en la administración de Roberto Borge en la que fue titular de esa dependencia. Posteriormente, Luis González Flores, tío de Félix González, asumió la secretaría. Ahora Germán Parra, con hoteles en varias partes de Quintana Roo y otros negocios que lo ostentan como hombre acaudalado, tiene sobre su cabeza la espada de Damocles.

A %d blogueros les gusta esto: