Política mexicana a favor de paladines

Por: Normando Medina Castro


 

La fecha de caducidad del sistema político mexicano parece no tener posibilidad de prórroga ante un pueblo ya muy cansado de sufrir los estragos de la corrupción del gobierno que, amargamente, se reflejan en el deterioro de la calidad de vida de la inmensa mayoría de los mexicanos. ¿Cómo negar lo inocultable? ¿Qué “sesudas” estrategias y “sesudos” estrategas pueden convencer a este pueblo de que todo está bien? ¿Cómo decirle a la gente que la inflación es un invento y que los precios de la gasolina, electricidad, gas doméstico, canasta básica y un largo etcétera han ido a la baja? ¿Es posible hacerle creer a los mexicanos que la inseguridad y violencia son inventos nada más? El uso de la mentira de manera sistemática termina por agotarla y hacerla inútil en estos tiempos de redes sociales y de acceso rápido y fácil a la información. Ni siquiera el ejército más grande de trolls y bots pueden impedir que la verdad termine por llegar a las masas, hartas de muchos años de abusos y de la cada vez más escandalosa corrupción.

La tecnocracia instalada en el poder desde 1983 con su desprecio a las mayorías y sus gobiernos insensibles al bienestar real del pueblo, ahora vive muchas complicaciones para penetrar en el ánimo de la gente con promesas y más promesas, vacías y gastadas. Huecas ante las consecuencias inobjetables del abuso de poder, con alrededor de 60 millones de mexicanos en las más injusta de las pobrezas que subsisten en condiciones inhumanas.

Los medios de información tradicionales ya son poco efectivos y los “analistas políticos” que pretenden ocultar la verdad y vender sus interpretaciones de la realidad sesgadas hacia los que pagan, por supuesto con dinero público, sufren cada día el desgaste de la poca credibilidad que les queda.

El todavía paladín del sistema político mexicano, José Antonio Meade Kuribreña, en su afán de convencer a “tirios y troyanos”, es decir a los priístas y a los ciudadanos hartos de los malos gobernantes del Partido Revolucionario Institucional (PRI) enfrentan graves problemas para adentrarse positivamente en el ánimo popular. En plena precampaña, a la cabeza de la coalición “Meade, Ciudadano por México”, no ha parado de elogiar al Presidente de la República, Enrique Peña Nieto y a su gobierno, del que él mismo formó parte.

¿Alguien puede creerle que es apartidista y representa genuinamente los intereses de la ciudadanía? La coalición que abandera en su búsqueda por la Presidencia de México está formada por el PRI, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y el Partido Nueva Alianza (Panal). La creadora del Panal, Elba Esther Gordillo, estaba presa desde el 26 de febrero de 2013 acusada de lavado de dinero, asociación delictuosa, cohecho y evasión fiscal. El mismo día que 323 consejeros nacionales del Panal aprobaron por unanimidad ir en coalición con el PRI y el PVEM a las elecciones de 2018, la maestra Elba, tras cuatro años de su detención, fue enviada a su lujoso departamento de la calle Galileo en Polanco. La PGR retiró la impugnación que la mantenía en una habitación de la clínica del penal de Tepepan. ¿Tendrán alguna vinculación ambos hechos? ¿El sistema político mexicano utiliza las instituciones a favor de su paladín?

La exgobernadora de Yucatán, Ivonne Ortega Pacheco, salió de la diputación federal que ocupaba para buscar la candidatura del PRI a la Presidencia de México. Pidió piso parejo en el proceso interno de su partido. Cuando sintió que no tenía posibilidad se declaró en rebeldía y criticó con fiereza a diputados, dirigentes y gobernantes del PRI. Se placeó por el país recabando firmas en contra del gasolinazo aprobado por la Cámara de Diputados para principios del año próximo y tuvo acercamientos con el Movimiento Regeneración Nacional (Morena). Finalmente, cuando el PRI anunció a José Antonio Meade como su virtual candidato, Ivonne Ortega guardó silencio hasta que le armaron un evento ex profeso en la sede nacional priísta donde intercambió elogios con Meade y con el grito de “unidad” terminó su rebeldía. Ese mismo grito se escuchó poco después cuando “destaparon” como candidato del Revolucionario Institucional a la gubernatura de Yucatán a Mauricio Sahuí, bastante cercano a Ortega Pacheco.

Difícil tarea la de los estrategas de la alianza PRI-PVEM-Panal ante las condiciones reales del país. El inicio de la precampaña de su virtual candidato a la presidencia en Chiapas, gobernado en medio de escándalos y protestas por el partido verde en la persona de Manuel Velazco, no pudo ser peor. Al día siguiente del evento político, un grupo de alrededor de 150 chamulas tomaron la torre Chiapas en protesta por incumplimiento de las promesas con que fueron acarreados.

Qué difícil ha sido conciliar intereses entre los taxistas establecidos en Quintana Roo y sus competidores. El titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra), Jorge Portilla Mánica, no es persona mal intencionada. Sin embargo, no ha podido acabar con las actitudes beligerantes de los ruleteros. La queja vertida por el presidente de la Asociación Mexicana de Agencias de Viajes (AMAV), Sergio González Rubiera, por el bloqueo de vehículos de transporte turístico de paquetes precontratados así lo refleja. Es complicado en las circunstancias electorales de la actualidad meterlos al orden. Y se complica aún más cuando el Director de Transporte de Sintra, Alejandro Ramos, es de los activos del Partido de la Revolución Democrática (PRD) que se cree con posibilidades para contender por algún cargo de elección popular.

¿A dónde conducirá el ex gobernador Joaquín Hendricks Díaz al PRI de Quintana Roo con el peso del descrédito sobre sus espaldas? Su legado de abusos y corrupción no se han borrado. Pobre PRI, entre Joaquín Hendricks y Raymundo King es un barco que hace agua por todos lados en la más turística de las entidades de México.

A %d blogueros les gusta esto: