Elecciones Consecutivas y Sus Candidatos

Elecciones Consecutivas y Sus Candidatos

Por Benjamín Arias Acosta

foto:revistaeconomica

Las condiciones político, económico y sociales que provocaron que el clan encajado en el poder cayera como fichas de dominó y se formulara un movimiento de alianza para cambiar a los que estaban destruyendo y saqueando al estado de Quintana Roo ha cumplido un año, revestido de mucha voluntad y altas expectativas en la solución de los grandes pendientes y promesas de campaña.
Como bien lo señalamos, el 2018 augura elecciones inéditas, porque tanto la inercia de Andrés Manuel López Obrador, como la fuerza política del actual gobernador, Carlos Joaquín González serán una sumatoria electoral determinante para mantener bloqueados a los seguidores del PRI de Félix González y Roberto Borge.


Es interesante observar cómo los grupos que antes se toleraban al interior del PRI, ahora se enfrascan en guerras frontales, manteniendo al gran elector pendiente de quién habla, quién hace, quién deshace, quién construye y quién descontextualiza. Es decir, provocan razonamientos profundos y la distancia se hace cada vez más grande entre los que perdieron algo más que la libertad y los que ganaron algo más que un puesto en el gobierno.


Si bien es cierto que dichos ejercicios tácticos y estratégicos a través de los medios de comunicación y redes sociales implica un desgaste continuo, también es cierto que estas mismas condiciones de gobernanza han roto con los antiguos límites y han creado un nuevo escenario con nuevos y evolucionados modos de hacer política.


Política más transparente, más cercana a la gente, más reaccionaria a la solución práctica, más ahorradora, más voluntariosa, recalco, cada vez más, no completamente. Porque en poco más de un año es imposible alcanzar la perfección en el gobierno. Y aún así, siempre habrá gente en contra de lo que se haga.


Por lo anteriormente expuesto se supone, que aquellos aspirantes a algún puesto de elección popular no solo deben estar conscientes del gran reto que representa gobernar estos municipios tan dinámicos y participativos, sino que también deben estar seguros de que cualquier indicio de mal gobierno será bien reclamado y bien publicado en las redes por la ciudadanía.
Muchas gracias por leerme.

A %d blogueros les gusta esto: