BACALAR Y MIS RECUERDOS

Estoy después de muchisimos años desde mi recámara deleitándome de la belleza única de la Laguna, vienen a mi recuerdos y sucesos llenos de felicidad envueltos en el disfrutar de sus colores y en el todo lo que representó el hacerlo en familia y sobretodo ver a mis hijos, ellos crecieron en la Laguna, en el pasto con sus juegos y sus carreras, en sus travesuras siempre quemados por el sol especial del espacio que la propia laguna enciende.

Observar transformándose a los muchachos, que rapido crecen, que rapido cambian como crisálidas para después conventirse en mariposas y levantar las alas, de momento dejar un vacío y despues para repetir con los nietos con mayor intencion, sin castigos ni regaños solo disfrutarlos.

Que dicha, que bendición disfrutar de dos generaciones de mi vida en este lugar bendecido tambien por lo que me sigue regalando.

Cuando en el gobiérno del Lic. Rojo Gomez se. Construyó la costera y se vendieron los lotes, afortunadamente logramos uno que la suerte te proporcionaba sus condiciones, en parte alta o a nivel del suelo, todo enmontado, se iniciaron las primeras tareas de hacerlo accesible, chapeo y el interminable sacar piedras de la playa lodosa, compramos un camper viejo y ahi como decimos achocados para comer, para cambiarnos y para cubrirnos del viento y de las lluvias, luego encargamos una palapita de postes y huano y la necesidad obliga a hacer una cocina y un baño, suficiente por mucho tiempo.

Su animo y alegria nos lleva a pesar de mi económia no siempre buena, a hacer un muelle para acercaremos a mantos de arena alejados de la orilla, un malecón para sentarnos a la contemplación y más adelante construir la casa para cubrirnos todos.

Mi vecino era D.Raul Ruz un viejito adorable y sabio, remanente de su casa solariega y su abolengo yucateco, éramos familia en el diario convivir y platicar y así fue durante muchos años hasta que el cielo se lo llevo, la viuda vende la propiedad y tuve que adquirirla después pues el nuevo vecino no se comportaba en La Paz y tranquilidad que procuramos y mis hijos se escondían al darse cuenta, así logramos con nuevos edificios darles un espacio libre a cada muchacho, d. Raul construyó un hotelito que no le funcionó y se lo vendió a su sobrino Pedro Gonzalez Ruz PIPO, amigo de alma y compañero licorero quien la disfruto con sus hijos y sus muchos amigos, al tiempo el amigo enfermo de cirrosis y necesito vender algunas propiedades y en la posibilidad se lo compro, a mi tampoco me funciono y lo cerré, ahora Libia y su familia lo están modernizando y pronto echarlo a andar.

Del otro lado de la casa me ofrecieron otro lote mismo que se lo cedimos a mi cuñada Leonor porque segun iba a hacer una casita para vivir junto a nosotros, nunca la hizo.

Ahora en la melancolía de los años viejos camino hasta la punta del muelle y miro hacía atrás y me asombra lo que se pudo hacer, es la mejor inversión de mi vida que sirvió para reunir y unir mas a los mios, sagrado motivo de vida.

Hermanos, cuñados y sus hijos y los hijos de sus hijos están tan unidos que la familia por cuatro generaciones conviven incluyendo a nuestros padres, vivimos en amor en estas playas, en este lugar paradisiaco y bello al que también amamos por todo lo que propició, lo que nos dio, lo que significa.

Bacalar es un pueblito mágico desde siempre, también lo vimos crecer para bien y recordamos con gratitud a aquellos con los que participamos y ya no están y a los que continúan haciéndolo mejor,y que las rivalidades políticas no lo conviertan en pueblo chico infierno grande, una cosa es competir y otra agredir y luego el tiempo se va y todo se vuelve historia ,para que crear enemigos.

Ahora mis hijos y mis nietos invierten en Bacalar por sentirlo nuestro, parte de sus vidas , en el recuerdo de ir a comer los tacos, la misa, el mercado, el fuerte, el balneario y de recorrer la laguna disfrutandola siempre, ahora los nietos cada dia traen mas amigos a visitarnos y los romances y los sueños y los noviazgos que nacen dia a dia también los produce el encanto mágico de este paraíso, Bacalar bendito pueblecito bendecido por Dios.

MARZO DE 2018. EUSEBIO AZUETA VILLANUEVA

A %d blogueros les gusta esto: