Un grupo ciudadanos inconformes se presentaron ante la Secretaría de la Contraloría del Estado (SECOES) para interponer una denuncia, ya que la Agencia de Proyectos Estratégicos de Quintana Roo (AGEPRO) realizó la simulación de una subasta pública, la cual podría ser denunciada por la realización de un fraude por un monto cerca de 2 millones 500 mil pesos.

Personas de diferentes partes de la república fueron citados al centro de convenciones para la realización de la subasta de alrededor de 61 unidades vehiculares, pero se llevaron una gran sorpresa, pues además de que no los dejaron ingresar al recinto, les informaron que todas las unidades ya habían sido vendidas.

Personas que viajaron de la ciudad de México, se mostraron muy inconformes, pues pagaron vuelos y hospedaje, para que a la hora de la subasta resultara que esta jamás se realizó.

Al lugar se presentaron para registrarse alrededor de 45 personas, pero al momento de darse a conocer la lista con la relación de los postulantes, personal de la AGEPRO presento una lista con 107 inscritos, por lo que 62 personas fueron inscritas de manera irregular, las cuales convenientemente están relacionados con el Gobierno del Estado, quienes serían las personas que se adjudicaron las unidades.

Deja una respuesta