Italia, una de las naciones europeas más golpeadas por el covid-19, planea emprender acciones legales contra AstraZeneca y Pfizer debido a demoras en la entrega de vacunas contra el nuevo coronavirus, de acuerdo a Marco Di Maio, miembro de la Cámara de Representantes Italiana.

Giuseppe Conte, primer ministro italiano, calificó los retrasos como algo inaceptable que iba contra las obligaciones contractuales de ambas farmacéuticas; añadió que éstas simplemente “habían mordido más de lo que podían masticar”.

Por su parte, Pfizer anunció la reducción temporal de suministros a Europa para realizar cambios en la fabricación que impulsarían su producción.

De igual forma, un alto funcionario de AstraZeneca informó que también reduciría la entrega de vacunas contra el covid-19 en el continente en un 60%, debido a problemas con la producción.

Estas acciones retrasarán el plan de vacunación italiano, dejando a la deriva a mayores de 80 años por lo menos unas cuatro semanas y al resto de la población unas 6 u 8 semanas, de acuerdo a estimaciones del viceministro de Salud, Pierpaolo Sileri.

Deja una respuesta