En Quintana Roo la cartera vencida del Infonavit, la cual representa todos aquellos casos que presentaron retrasos en sus pagos por más de 90 días y que en los últimos 10 meses del 2020 han alcanzado 23 mil 447 expedientes en el Estado, corresponden al número de familias que están en riesgo de perder su casa y que no han podido realizar ni un solo pago de su mensualidad.

Según el reporte del organismo, en enero 2020 había únicamente 15 mil 831 familias con problemas con el pago de sus créditos hipotecarios. Sin embargo, a principios de octubre, el número cerró en 23 mil 447, lo que representó un incremento del 48.1%. A dicha cantidad, se suman otros 13 mil 641 expedientes que presentan problemas de pago, pero que están dentro de un programa de prórrogas.

En contexto, las prorrogas son los créditos vigentes de trabajadores que perdieron su relación laboral, pero que les fueron otorgadas en un periodo de gracias para sus pagos.

Tan solo en esta semana, el Instituto Mexicano del Seguro Social, dio a conocer que en noviembre más de ocho mil empleos fueron reactivados en Quintana Roo, sin embargo, tomando en cuenta los números antes de la pandemia, faltan recuperar 93 mil fuentes laborales.

Un análisis económico realizado por “BBVA Research” advirtió que, ante el escenario de pérdida de empleos, se corre también el riesgo de incrementar el número de viviendas abandonadas en el país.

En cuanto al programa de prórrogas del Instituto, el mismo análisis considera que la figura debería de eliminarse y sustituirse por un seguro de desempleo, que sería un mejor mecanismo de protección para los trabajadores que pierden sus empleos formales.

Deja una respuesta