La compañía de seguridad informática conocida como ESET identificó una campaña de “phishing” (estafa por internet) en la cual a través de un mensaje con un URL recortado, pueden robar la información de cualquier cuenta.

Esta táctica se realiza a través de Messenger, aplicación de la red social, en donde piden DAR LIKE A UNA FOTO a la que supuestamente lleva el enlace.

Posteriormente al dar click al URL, lleva a una página idéntica al inicio de sesión en Facebook donde se solicitan los datos de ingreso para redirigir a la persona a el sitio oficial de la plataforma donde indicará que hubo un error.

De esa forma es como han robado credenciales de acceso a cuentas de Facebook; los mensajes incluso podrían provenir desde la cuenta de un conocido.

Deja una respuesta