Este jueves durante la madrugada fueron extraídos tres flamencos que habitaban en las instalaciones del Jardín Zoológico de Payo Obispo en Chetumal; esto fue reportado a través de las redes sociales del zoológico.

Fue mientras realizaban el recorrido e inventario de animales cuando los trabajadores se percataron de que tres de los 13 ejemplares de flamencos, no se encontraban en el parque.

“Estimados amigos y visitantes, lamentablemente fuimos objeto de robo y sustracción de tres ejemplares de Flamenco rosado (…)  en estos momentos estamos preparando la denuncia respectiva ante las autoridades competentes” escribieron.

El director del lugar relató que los cuidadores de los animales realizaban el inventario hasta que notaron que la puerta del refugio donde se resguardan los flamencos por las noches estaba rota.

Los encargados también indicaron que los flamencos son adultos por lo que su manejo es delicado, por lo que su integridad y salud podrían estar en riesgo.

Pidieron a la ciudadanía el apoyo y cooperación para denunciar a cualquier persona que este ofreciendo, vendiendo o que tenga en su poder a estas aves. Las denuncias pueden realizarse al 911, a la Profepa, a la Fiscalía del Estado, a la Fiscalía General de la Republica y/o Guardia Nacional.

DECOMISARON SEIS EJEMPLARES EN EL AEROPUERTO DE MÉRIDA

Seis flamencos fueron encontrados en el Aeropuerto de Mérida cuando eran transportados en cajas por una empresa de mensajería; cinco de ellos fueron rescatados vivos y un ejemplar perdió la vida.

La Procuraduría General de Protección al Ambiente (Profepa) detuvo el envío de los ejemplares y en coordinación con elementos de la Guardia Nacional, se decomisaron las tres cajas de madera con los animales para iniciar el proceso administrativo.

Los flamencos que se encuentran enlistados categoría de especie Amenazada, dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-SEMARNAT-2010, fueron trasladados al Parque Zoológico del Centenario en la ciudad de Mérida. Fuentes extraoficiales indican que tal vez podrían ser los ejemplares sustraídos de las instalaciones del Jardín Zoológico de Payo Obispo.

Deja una respuesta